.

SEGUI LA JORNADA DEL CAMPEONATO URUGUAYO

PARTIDO DESTACADO FSPUY
CAMPEONATO URUGUAYO 2021

.

  PUBLICITA EN FUTBOL SIN PELOTA, MAS DE 15000 VISITAS POR MES LO VERÁN


  CONTENIDO FUTBOL SIN PELOTA

Cuando a Central Español le convenía perder para clasificar a la Libertadores



Desde que se creo la Liguilla en 1974, hasta 1997, fue un paréntesis en el tiempo donde el Campeón Uruguayo no fue directamente a la Libertadores. Desde 1998 hasta ahora, el Campeón Uruguayo volvió a ir directamente a la Libertadores y el otro u otros clasificados,  salieron de la Liguilla hasta el 2009 y de el Campeonato Uruguayo desde el 2010 que se suprimió este torneo, que al principio fue atractivo y taquillero, ya que se jugaba en Enero, pero que fue perdiendo trascendencia cuando se cambio el calendario y cuando el Campeón Uruguayo dejó de participar.  

Que el Campeón Uruguayo participase, era un atractivo y al haber 6 y hasta 8 cuadros, era un clásico casi seguro, pero no dejaba de ser injusto, todas las veces que el Campeón Uruguayo no clasificó a la Libertadores. El esfuerzo de 22, 24 o 26 partidos se iba al diablo en 5 o 6, porque de no terminar entre los dos primeros de la Liguilla, el Campeón Uruguayo tenia un partido extra contra el segundo, pero muchas veces ocurrió que lo perdió y fueron a la Libertadores, los mejores de un torneo de 5 partidos y no el o los mejores, de uno de 22 o 26 partidos, cosa que se corrigió recién en 1998.

Y una de esas temporadas, donde el Campeón Uruguayo no pudo repetir, fue 1984, cuando Central Español logró un hecho único hasta hoy, que el Campeón Uruguayo de Primera, fuese un equipo ascendido, pero en la Liguilla no pudo repetir y quedo relegado a la chance del partido extra contra el segundo, con la cual llegaron al ultimo partido entre Central y Peñarol de esta forma:

Bella Vista con 8 puntos, Peñarol con 7, Nacional con 7, Central 3, Danubio 2 y Defensor 1. Recordar que los puntos por triunfo eran de 2 y empate 1.

En ese escenario, el resultado que más le servía a Central era perder. ¿ Porque? Para que Peñarol ganase la Liguilla, eliminar a Nacional y definir el segundo clasificado con Bella Vista.

El resultado que menos le servía era ganar. ¿Porque? Porque dejaba a Peñarol y Nacional segundos con 7 puntos, para jugar un clásico entre si y el ganador jugar el segundo cupo a la Libertadores contra  Central, entonado por un triunfo clásico.

El otro resultado que poco le servía era empatar, porque ponía a Peñarol y Bella Vista en una final y corría el riesgo de tener que definir el segundo cupo con Peñarol, ya que jugaría por el segundo lugar contra el perdedor de ese partido. Estamos hablando de una década donde Peñarol y Nacional, jugaban finales de Libertadores casi todos los años. 
¿Quién podía querer definir un cupo con uno de ellos?

Este último escenario, fue todo lo que a la postre ocurrió.  Central y Peñarol empataron 1-1 y Central salió a ganar. Peñarol y Bella Vista, jugaron la final de la Liguilla, la gano Peñarol por penales y Bella Vista venció 1-0 a Central en el partido extra por el segundo cupo a la Libertadores, que Central Español perdió pese a ser Campeón Uruguayo. 



Ya en el Centenario, en los vestuarios, en la charla previa a la salida a la cancha de aquel olvidado pero inolvidable partido de diciembre del 84, Líber Arispe reafirmó la oncena titular con los que el creía los mejores para afrontar ese partido de tarde noche, y les habló a los campeones: “El fútbol es un deporte que se juega para ganar. ¿Alguna vez salieron a una cancha para perder? ¿Cómo salimos campeones? Salgamos a ganar como siempre, porque será mejor ganar y perder una clasificación, que clasificar y perder la dignidad del fútbol que tanto queremos”. Y así, con la música de los tapones sonando en el túnel, salieron a la cancha de una gloria más profunda que la de clasificar a la Libertadores.

Ya en el primer tiempo el tempranamente desaparecido Miguel Berriel puso el 1 - 0 de cabeza para los de Palermo. ¡Cómo se gritó ese gol! Todo el segundo tiempo dale que te dale, con Héctor Tuja atajándose todo y la línea de cuatro metiendo, sacando y sacando, hasta que allá a las cansadas, cuando se venía la noche literal y metafóricamente, Daniel Coquito Rodríguez puso el empate para Peñarol, lo que llevó a que finalmente se debiera definir la Liguilla con una final entre carboneros y papales, donde ganaron los aurinegros por penales (en lo que fue el primer retiro de Fernando Morena).

Al final no hubo justicia poética para Central, el que jugó a ganar porque a eso se juega aunque te convenga perder. El 3 de enero de 1985 en partido definición jugado en el Franzini, Bella Vista, con gol de Yubert Lemos, derrotó a Central 1-0 y lo dejó afuera de la Libertadores, pero adentro de los corazones de quienes entienden el más puro espíritu del juego. Articulo completo

Fuentes Consultadas: Wikipedia, La Diaria.

LIVE SCORES

.

Twitter: @fspuy

.

PARA SEGUIR RECOLECTANDO MAS MATERIAL, TU AYUDA ES IMPORTANTE.
PAYPAL, BROU, ABITAB, BITCOIN.