Marcio Marga Benvindo, el angoleño que pasó por Peñarol en el 2006 y le tuvieron que dar membrillo

 

En el 2006, Peñarol estaba último en la tabla y buscaba salir de allí. Así llegó un angoleño simpático y desconocido (Foto El Pais) , llamado Marcio Marga Benvindo, con este curriculum:

Nombre: Marcio Marga Benvindo.
Edad: 22 años.
Altura: 1m 86.
Puesto: Centrodelantero.
Nacionalidad: Nació en el Norte de Angola, pero se crió en Luanda, la capital.
Equipos: Petro de Angola. Selecciones juveniles de Angola.
Filial del París Saint Germain en Francia y filial del Athletic de Bilbao

Soprendió, porque hablaba bastante bien español, se daclaró hincha de Peñarol porque el viejo miró la final del 82. También declaró que tenía intenciones de jugar el Mundial por su país.

"La posibilidad surgió por medio de contactos en España. Personas conocidas y amigas nos pasaron el dato de que Marcio tenía la posibilidad de salir de España y así logramos contactarnos con el representante del jugador a quien le gustó mucho la idea. Creemos que trae credenciales importantes. Estuvo en la selección juvenil y ahora estaba siendo observado por el técnico de la selección mayor de su país, que pensaba convocarlo. Sólo falta que el técnico Garisto le dé el OK porque no hay inconvenientes reglamentarios para incorporarlo", dijo Welker a El Pais el 07/04/2006.
Ayer por la tarde, Marcio paseaba por el Punta Carretas Shopping junto al directivo Edgar Welker, quien hizo las gestiones para traerlo, su representante español y Héctor Núnez, quien conoce al empresario de la Madre Patria. "Si juega como habla, le va a dar grandes resultados a Peñarol", dijo el "Pichón" refiriéndose a la simpatía del joven futbolista.

" Mi padre es hincha de Peñarol desde hace tiempo, desde el año 82, la última vez que salieron campeones del mundo. A él le gusta el buen fútbol y siempre me hablaba de los equipos brasileños, argentinos y uruguayos. Me comentaba que se trataba de un fútbol diferente, mucho más alegre. El vio jugar a Peñarol y le impactó mucho. Y siempre que me criticaba por algo que había hecho mal en la cancha, me ponía como ejemplo al fútbol sudamericano y sobre todo a Peñarol. Me hablaba de un fútbol táctico, bonito, pero fuerte. Con objetivos. Cuando lo llamé y le dije que iba a viajar a Uruguay para hacer una prueba en Peñarol, pegó un grito enorme. (Se ríe). Si todo sale bien y me quedo, cuando lo llame a confirmárselo, le va a dar un ataque. Si me quedo lo voy a invitar para que venga a ver al equipo" dijo Marcio.

En este link, podrás ver más declaraciones de Marcio en Uruguay.

 

La foto de Tenfield, corresponde al partido Peñarol 1-Defensor 1, del 15/04/2006, Clausura 2006, donde Marcio conoció a Welker y Juan Pedro y podrá contarle a sus nietos que vió un día jugar a:

PEÑAROL: Claudio Flores (1); Miguel Lavié (4), Luiz Nunes (3), Carlos García (15), Matías Pérez (6); Serafín García (2), Omar Pouso (5), Fernando Fadeuille (8), Diego Morena (11) (67’ Gustavo Latrónico, 25); Nicolás Vigneri (17) (90’ Ricardo Möller, 16) y Zinho (Elías Ferreira, 14) (Matías Alonso, 19). Director Técnico: Luis Garisto.

Sin embargo Marcio no quedó en Uruguay, siquiera llegó a ser fichado, no sin antes tener dificultades, según la crónica de El Páis, cuando le tuvieron que dar membrillo para animarlo:

"El angoleño Marcio Marga Benvindo (22) dio un susto en Los Aromos. El delantero, que se incorporó al plantel de los aurinegros proveniente de la segunda división del fútbol español, tuvo que abandonar la práctica. "Sufrió un mareo debido a que no había desayunado, fue algo banal, una hipoglicemia", indicó ayer al mediodía el Dr. Alfredo Rienzi a El País. "No llegó a ser un desmayo, se recuperó enseguida pero salió del entrenamiento por precaución", agregó el Jefe de la Sanidad de los aurinegros.

Unos años después, recordando las dificultades que tuvo Garisto en Peñarol, Garisto contaba "nos trajeron un ugandés, que se desmayó y le tuvimos que dar membrillo". No era ugandés, era angoleño, pero era Marcio.
Después de su pasaje por Montevideo, no se supo más nada de Marcio.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.