.

Partidos Raros: Despedida de la Selección Rumbo a Mexico 86 vs Nacional y Peñarol



A Uruguay se le cayó la despedida a México 1986 con Rumania y no se les ocurrió otra idea peor que hacer jugar a la selección contra los grandes de nuestro fútbol.

Como Peñarol era campeón del Torneo Competencia, se le asignó jugar a segunda hora contra los titulares de la selección mientras que los suplentes lo hicieron contra Nacional. Con el tiempo, esto es imposible hoy día, ya no hay partidos amistosos de selecciones con clubes, salvo algún entrenamiento sin público y menos, que un grande acepte ser preliminarista del otro.



La cosa que a primera hora, el equipo de mayoritariamente suplentes pese a las puteadas que recibía Borras porque mucha gente y periodistas consideraban que jugadores como Venancio Ramos, Ruben Paz y Darío Pereira debían ser titulares mas algún otro que después no fue a México, le ganó 2-0 a Nacional, con goles de Mauricio Silvera (uno que no fué a México ) y Venancio Ramos y el partido entretuvo al periodista asignado por el Diario El País.


A segunda hora, ante 45.000 personas, entre quienes alentaban a Peñarol y los de Nacional que se quedaron a ver el partido y alentaban a la Selección como si fuera un clásico, jugaron los titulares de Uruguay contra lo que quedaba de Peñarol. Como dato curioso, este partido tuvo a 4 titulares de Peñarol, que serian Campeones de America con la seleccion un año despues, ellos eran Eduardo Pereira, Dominguez, Trasante y Jose Perdomo. Otro dato curioso es que Trasante segun la ubicacion que le dio el periodistas asignado por El País (que lo aburrió el partido), fue volante con el "Chueco".

Abrió la cuenta Aguirre para Peñarol, un gol casi gritado a la par del de Morena en la final de la Libertadores 1982 y empató el "Polilla" Da Silva para la selección. El partido no le gustó según el emoticón, al periodista del Diario El País.

El partido y la "fiesta" no sirvió para absolutamente nada, fue un rotundo fracaso porque la gente alentó a sus clubes y lo vivió contra el otro como si fuera un clásico, hubo incidentes y encima se lesionó Rodolfo Rodriguez en un choque con José Batista, que quedó como suplente para el Mundial. Fue de las últimas veces que las cabeceras estuvieron mezcladas. El 06/01/1987 marcó un camino sin retorno, la separación de hinchadas en los clásicos y la aparición de la tan repetida frase "los energumenos de siempre".


Después de semejante mamarracho, no se repitió la experiencia. En la época de Carrasco, recuerdo un partido de la Selección contra Peñarol, ganado por los Carboneros por 3-2, pero a nivel de entrenamiento en el Complejo Celeste. 

A nivel de partidos con público y con entradas, la últimas veces que Uruguay enfrentó a clubes, fueron para la Copa América 1995, cuando vinieron Colo Colo, Banfield y River Argentino a ser parte de la preparación.

Luego en el tiempo, para Italia  1990 no hubo despedida. Para Korea-Japón 2002, tampoco. En ambas ocasiones, se salió de gira al exterior y se fue al país sede. Para Sudafrica 2010 y Brasil 2014, la selección recibió a Israel y Eslovenia, teniendo un espaldarazo importante de la gente, como debe ser.

Fuentes Consultadas: El PaisEnunabaldosa y Raul Ruppel