Stats

 

.
.
.

Pasaporte al Uruguay: Ljubomir Petrovic



Ljubomir Petrović DT Yugoslavo que fue traído por el Presidente Washington Cataldi a Peñarol en 1992, para salvar un equipo que venía fracasando  año tras año luego del título ganado como Campeón de la Libertadores 1987,  Peñarol no había ganado mas que una Liguilla en 1988 y clasificado a la Libertadores 1989 en donde luego de una mediocre participación, no había siquiera vuelto a clasificar, pese a haber traído numerosos jugadores de nivel y técnicos de renombre como Roberto Fleitas (3 años antes Campeon de America con la selección y 2 años antes Campeon Intercontinental con Nacional ) y César Menotti (Campeón del Mundo con Argentina en 1978), que se fueron sin pena ni gloria por Peñarol.

Así llegó Ljubomir Petrović a Peñarol el 29-02-1992, con el palmarés de ser reciente Campeón de la Champions League 1990/1991 con Estrella Roja de Belgrado. Es como que hoy viniese Klopp o Hansi Flick a dirigir al fútbol uruguayo.

Cabe destacar que de su paso por el Estrella Roja, fue a dirigir al Espanyol de Barcelona, por lo que, aún cuando por estar solo 6 meses en España, podía expresarse en español, aunque de un modo muy básico. 
 
El comienzo fue auspicioso en materia de resultados. Peñarol obtuvo 3 triunfos amistosos contra equipos argentinos: le ganó 1-0 a River Argentino en una Copa de Verano,  a Estudiantes (2-1) e Independiente (1-0) y 3 también obtuvo 3 triunfos contra equipos del interior. (Ver detalle más abajo) 

El Campeonato Uruguayo lo empezó con 3 triunfos consecutivos (en cada partido esta el link del compacto del mismo), con grandes concurrencias cuando jugó en el Centenario. Sumando amistosos y oficiales, Peñarol llevaba 9 triunfos en 9 partidos.  




Peñarol 2 - Progreso 1 en el Paladino, la tarde donde dijo el recordado "Catastrofa" al ver el estado del vestuario donde debía preparar el partido. 
El día del debut oficial, se empezó a ir del fútbol uruguayo.

El terreno desolado en el que se encuentra, con aspecto de haber sido arrasado por los bombardeos que llueven sobre Belgrado, es la cancha embarrada del Paladino, donde su equipo, Peñarol, debe jugar con el local Progreso. Los refugiados que le causaron consternación no son otra cosa que los cansados suplentes de ambos equipos, intentando guarecerse de la lluvia bajo unas tablas maltrechas con la leyenda "Panchos y refrescos". Está en Uruguay, corre el año 1992 y acaban de trasladarlo a un lugar aparentemente barrido por seis bombarderos B52 y tres estampidas de ganado. Allí, las autoridades del fútbol uruguayo –un deporte que a Ljubomir le recuerda vagamente el que solía jugar en Europa- dispusieron la realización de un match por el torneo local. Petrovic mira consternado y exclama con su español maltrecho la mejor palabra de toda su estadía en nuestro país, y por la que será recordado incluso  años después: "¡Catástrofa!".

En los siguientes partidos, los resultados no fueron buenos. Los DT rivales fueron estudiando y agarrándole la mano a lo que proponía Petrovic y su equipo se fue quedando sin respuestas, incrementando el fastidio del yugoslavo en cada partido con gesticulaciones, protestas a los jueces y hasta  llegando a hacer volar un paraguas en un partido, hasta que se fué.


En definitiva, dirigió a Peñarol en 9 partidos oficiales, de los cuales ganó 4, empató 2 y perdió 3, hizo 10 puntos (eran 2 por triunfo) y se encontraba a 6 pts de Nacional que iba primero (serían 9 puntos de ahora de diferencia) . Su expulsión en el clásico recordado de "la cadenita" de Dely Valdes,  fue lo último que hizo como DT. Después del clásico, Petrovic se les tomó sin avisar.


Mañana prístina en Los Aromos. Todos los jugadores se presentan a entrenar pero notan que falta algo, que por alguna razón el entrenamiento no comienza normalmente. El kinesiólogo está, el alcanza-pelotas también, el aguatero está en la vuelta. Alguien se ilumina de pronto: falta Ljubomir Petrovic, ausente del entrenamiento sin previo aviso.

Cuando los dirigentes de Peñarol intentan contactarlo, descubren que "Catástrofa" está a diez mil metros de altura, rumbo a su Yugoslavia en vías de desintegración. Según los argumentos que dio para justificar su fuga apresurada, Petrovic extrañaba a su familia, no se adaptaba al ambiente y quería estar junto a los suyos en momentos tan difíciles como la guerra de los Balcanes. Días después, arrepentido del papelón internacional, llama por teléfono al presidente de Peñarol y se ofrece a regresar si la institución así lo desea. Cataldi, le agradeció pero considero que lo mejor era que no volviese-

Peñarol siguió con Don Roque Maspoli como DT y luego con Juan Faccio, cerrando un año nefasto en cuanto a resultados, siendo Nacional Campeón Uruguayo, tras vencer a Peñarol 1-0 en el clásico de la 2a rueda. 

Diego Dorta en reportaje reciente en Tenfield recuerda de buenas forma es ese periodo: Tengo el mejor recuerdo. Tenía una metodología de trabajo diferente. Tenía a su lado al Profe Alejandro Valenzuela. Fue una lástima la corta experiencia con él. Después lo encontramos en Grecia y nos explicó que se fue en forma abrupta por la guerra y sus familiares que estaban falleciendo. Era complicadísimo y debió marcharse. Me sorprendió cómo trabajaba."

De su paso por Peñarol, siguió por Grecia y un montón de países, que pueden ver aquí. Ahora (2022) está dirigiendo en Vietnam.


Fuentes Consultadas: Montevideo, Alejandro ValenzuelaJuahaTamminen, Historias Coperas, WikipediaTenfield, Cerro y Rebeldia, Croata845, Mundo Deportivo, "Libro El mas grande, 120 años de Gloria" Marcos Silvera Antunez


Converted to Blogger Templates and Blogger Themes for Shoe Shopping | Discount Watch
This template is brought to you by : allblogtools.com | Blogger Templates