Mostrando entradas con la etiqueta Pasaporte al UY. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Pasaporte al UY. Mostrar todas las entradas

Pasaporte al Uruguay: Cristian Zermatten



Enganche argentino, el clásico número 10 que cada vez escasea más, nacido el 31 de Octubre de 1974, que podrá contarle a quien quiera que jugó con Luis Suarez en albores de la carrera en Primera División del crack uruguayo en el Apertura 2005.

Arrancó en la Asociación Atlética Argentinos Juniors del fútbol argentino, club que defendió entre los años 1992 y 1998, donde fue compañero de nuestros compatriotas Gabriel Cedrés y Carlos Soca.

El primer pase fue a los Pumas de Unam de México, donde estuvo entre los años 1998 y 2001, donde jugó con Fernando Machado y donde fue denunciado por el árbitro Felipe Riso de una agresión, cosa que el niega (ver link) por lo que estuvo unos meses suspendido.Por lo tanto volvió a su país, a Argentinos Juniors y luego a Colón, donde tuvo la honra de ser dirigido por Jorge Fosatti en Colón, además de jugar con el "Cabeza" Delgado.

En el 2002 pasó a Huracán de Parque de los Patricios, desde donde buscó otros horizontes: Deportivo Cuenca de Ecuador y Universitario de Lima Perú (2003)  y siguió su ruta en el fútbol boliviano. En primer término estuvo en el The Strongest en el 2004 donde se tuvo problema económicos por lo que se  fue ni mas ni menos que al acérrimo rival, el Bolívar, por lo que seguramente los atigrados no lo deben querer mucho me imagino. En Bolívar jugó en la Libertadores 2005, donde le hizo 3 goles a Santos. También jugo contra Danubio en esa serie esa.

De ahí, decidió volver a Argentina por lo que le ofrecieron jugar en Nacional, club al que defendió durante el Apertura 2005. Técnicamente bueno, con una dinámica superior a la de nuestro medio, pero muy lagunero. Pese a que solo hizo 2 goles en nuestro fútbol, Zermatten era pedido por la hinchada, a tal punto que en el clásico lo aclamaban para que entrara. Lasarte lo puso pero no cambió nada y en líneas generales, influyó poco para el equipo, sino fuera porque en la penúltima fecha, cuando su equipo buscaba el triunfo que le diera chances de pelearle el título a Rocha, tuvo un encontronazo con Amaranto Abascal de Miramar y fue expulsado por Falce, dejando un empate con los cebritas que le permitió a Rocha ganar el Apertura y pasear la vaca por el Sobrero. 

Si hubiese quedado para el Clausura 2006 tenía un par de fechas de sanción, pero se fue a su país de nuevo y jugó en Nueva Chicago, que consiguió el ascenso a Primera. Pero no se podía despedir bien del club:"Chicago: dura sanción a Motta y Zermattén. El entrenador y el volante recibieron 6 y 5 fechas de suspensión, respectivamente, por haber "agraviado" al árbitro Rafael Furchi en la final por el segundo ascenso de la B Nacional, ante Belgrano" 

Talleres de Córdoba 2008/09, Ferrocarril Oeste del 2009 al 2011 y Tristán Suárez del 2011 al 2014, marcaron el final de la carrera futbolista de Zermatten.

Posteriormente en el 2015, fue ayudante de campo del cuerpo técnico de Humberto Grondona que dirigió a la Selección Argentina Sub-20, que ganó aquí en Uruguay el Sudamericano y clasificó al Mundial Sub-20, el cual se disputó en Nueva Zelanda y en el que Argentina quedó eliminada en primera ronda. 



Fuentes consultadas: Clarín, Marca, La Voz, Jugadores de Argentinos


Extra del Libro  Historia de Nacional – Andrés Reyes
Zermatten, Christian : Pelilargo volante ofensivo zurdo, argentino y simpático, llegó proveniente del Bolívar de La Paz. Se unió a Nacional para disputar el Apertura 2005. En su debut, ante Paysandú en el Parque, anotó un gol. Jamás logró asentarse en el equipo titular. Gracias a su gran pegada, le convirtió un golazo de distancia a Fénix en el Centenario antes de marcharse.

Pasaporte al Uruguay: Johnny Woodly



Centro-delantero costarricense nacido el 27-07-1980, que anduvo por Miramar Misiones en el 2005, pasando desapercibido, ya que apenas le hizo un gol a River.

Había jugado desde el 2000 en adelante en su país en Cartaginés, Osa, Carmelita y Brujas de Escazú. Con ese curriculum, pasó por Uruguay, total acá viene cualquiera y mete goles, pero no fue así, al menos para Jhonny. 


De su sello en el pasaporte por el viejo Aeropuerto de Carrasco, su futuro fue el Alianza de El Salvador,  Brujas y el San Carlos de su país para emigrar a China en el 2009, en donde cambio 4 cuadros en 5 años en donde dice que anotó más de 100 goles hasta el 2014, en el que volvió a Carmelita, luego anduvo por Guatemala y volvio a su pais, en donde paso por 6 cuadros distintos, hasta ahora que está en Barrio México, con 40 años. Una especie de "Loco" Abreu, costarricense. 

Paralelamente a lo último de su carrera futbolística, Johnny está dedicándose a la representación de jugadores. “Coincidimos cuando jugábamos en un equipo. Ya hoy en día estoy con las dos cosas (jugador y agente). Uno tiene que devolverle al fútbol lo que el fútbol le dio a uno”.




Pasaporte al Uruguay: Javier Vicente Wanchope



Javier Vicente Wanchope, primo del famoso Paulo Wanchope, de familia futbolera, centro delantero costarricense el 10-08-1968  que vino al Uruguay en 1992 con bombos y platillos a Nacional, procedente de Herediano

Wanchope entraba dentro de una moda que había salido de buscar 9 por centro-américa dado el éxito de Dely Valdés. Es más, venía a reemplazarlo, ya que año a año se hablaba del viaje a Europa del panameño, cosa que en realidad pasó un año después, por lo que Wanchope no pudo jugar todo lo que quería. 


En 1992 se dio un hecho curioso, vinieron periodistas de su país a cubrir el famoso clásico de la cadena del "Tío" Sanchez vs Dely Valdés, porque se podían enfrentar Wanchope (Nacional) vs Myers (Peñarol), aquel que quebró en otro clásico el "Pelado" Peña, cosa que no pasó. 


De su pasaje por Nacional, donde fue Campeón Uruguayo, no fue del todo lo esperado, por lo que fue a Defensor en 1993 donde jugó poco, aparte tuvo lesiones.



Sobre su paso en Uruguay, Javier Vicente Wanchope recuerda:

"Ese año sólo jugué con la reservas, pero al siguiente alterné con la primera y volvimos a ser campeones. Allí adquirí mucho roce internacional y me ayudaron a jugar como un verdadero centro delantero, fui más goleador y con el tiempo, el Saprissa fue el conjunto que más se benefició en ese aspecto". Javier guarda un grato recuerdo del primer cetro cuando vencieron a Peñarol y se dejaron el primer lugar, después de una década de frustraciones. Recuerdo que en aquel partido Jorge Dely Valdés anotó y lo celebramos bailando salsa en una esquina, porque a los dos nos gustaba esa música. También era diferente para mí las concentraciones porque en toda la semana prácticamente cinco días estamos concentrados para jugar los compromisos de Copa Libertadores y el torneo nacional".


En 1994 volvió a Costa Rica y siguió su carrera en su país en Saprissa, Carmelita, Suchitepéquez de Guatemala y Santa Bárbara de Costa Rica hasta el 2002 que es cuando se retiró, para dedicarse a la dirección técnica.



Fuentes Consultadas: Al Dia, Wikipedia, Buzón de Rodrigo, JuhataMinen, Telemetro, Cerro y Rebeldía. 


Extra del Libro  Historia de Nacional – Andrés Reyes
Wanchope, Javier Vicente : Espigado delantero costarricense. Llegó al club en 1991, aunque por cuestiones reglamentarias pudo debutar recién al año siguiente con un gol marcado ante el Sol de América de Paraguay por Copa Libertadores. Entró en el ostracismo velozmente, hasta que a finales de la temporada de 1992 tuvo su cuarto de hora al anotarle un vital gol a Racing en un encuentro nocturno disputado en el Centenario. Al año siguiente pasó a jugar por Defensor Sporting, cuadro en el cual no alcanzaría mayor destaque. Su primo Paulo jugaba mucho mejor. (Link al Gol)


Pasaporte al Uruguay: Javier Vergel




Volante argentino nacido el 03/05/1972 que jugó 6 meses en Wanderers en el 2003, no hizo ningún gol, nadie se acuerda, salvo dos amigos míos y yo.

Es de la cantera de Colón de Santa Fé (desde 1992) y jugó ahí hasta 1996, logrando el ascenso en 1995. De ahí, pasó a Atlanta de Primera B (viene a ser la C) y siguió por San Martí­n de Tucumán del Nacional B. Luego pasó por el Minerven de Venezuela (1999) y ahi le llegó el pase a Italia, pero no se asusten, jugó en el Vigorlamezzia de la C3 del Calcio.

No contento con esto, emigró al Real España de Honduras, luego volvió a su país, en donde estuvo 2 temporadas en Talleres (Remedios y Escalada) y se fue a Racing de Córdoba donde se ve que la descosió porque lo trajeron a Wanderers, total acá juega cualquiera, cualquiera menos el. Voló al Municipal de Guatemala y es lo último que se sabe. 



Fuentes Consultadas: Tenfield (la vieja página) y BDFA

Pasaporte al Uruguay: Ike Uzoma



Clasico numero 10 nigeriano, nacido en 1978, que llegó a Huracán Buceo en 1999, en donde hizo poca cosa, caminaba mirando el partido de cerca, igualmente se ingenio para jugar dos años. Después siguió su carrera en el Rangers de Chile, donde no entendían ni como llego hasta ahi.


Después de su paso por este continente, Ike arrancó para Egipto, donde jugó Al-Mokawloon Al-Arab de la A de Egipto (si es que hay "B" en ese país). Ahí ganó la Copa de Egipto (viene a ser como la Copa del Rey) y la Supercopa de ese país. Después fue al Al Salmiyah de Kuwait, ni más ni menos, en el 2006. 

Después del fútbol, se dedicó a representar  jugadores, colega del "Paco".


Fuentes Consultadas: La vieja pagina de TenfieldClubYungay

Pasaporte al Uruguay: Joseph Marie Tchango



Extraño caso el de este camerunés, que tuvo un paso por Liverpool en 1998. Nacido el 28/11/1978, jugó en el Mundial de Sub 20 de Qatar de 1995 por su país. Era un volante con llegada de una proyección barbara, podía jugar de punta también, era la sensación del Cotonsport de Camerún. En 1997 siendo titular en algunos partidos de las Eliminatorias para Francia 1998 se va para los Tecos de Guadalajara  pero finalmente no queda en la lista del Mundial, aunque sí en Álbum Panini Francia 1998.

Hasta acá algo que ocurre muchas veces, como a tantos jugadores que podían ir a un Mundial y no fueron, además, a esa edad no iba a ser la última oportunidad en principio, lo raro es que un pibe que casi va al Mundial, con 20 años, después del mismo viene a jugar a Liverpool de Uruguay un semestre. Lo excepcional mas parecido, fue el brasilero Silas en Central, mundialista en 1990.

El camerunés dijo en un reportaje que venía a Uruguay "porque era mejor vidriera que México". El flaco anduvo bien, a tal punto que Peñarol puso  interés, pero pedían 3 millones de dólares, por lo que el Contador Damiani debe haber quedado con el habano en la mano cuando le dijeron la cifra.  Después de conocer la mostaza de La Pasiva y ser dirigido por "Tola" Antúnez y darse el gusto de jugar con el "Boya" Pereira y Fabián Cesaro entre otros,  se fue por el viejo Aeropuerto de Carrasco a jugar a los Jaguares de Chiapas en 1999. 


En el 2000, estuvo arreglado para venir a Nacional , según La República del 27 de Julio: "Cuando todos buscaban por un lado, la pelotita estaba en otro lado. Cuando todos pensábamos en Islas, Scotti y Núñez, los tricolores se descolgaron con una contratación ... que no estaba en los planes de nadie, la del camerunés Joseph Marie Tchangó,que jugará meses atrás en el equipo de Liverpool" 

Pero anda a saber que paso que no vino, se perdió de ver de cerca el recordado clásico de la piñata y parece que siguió en Barcelona de Ecuador, aunque no hay mucha información que lo verifique más que fichas que lo dicen y después siguió en Jaguares y Tecos de México. En el 2003 volvió al Coton Sport de su país para en el 2004  y volvió a emigrar al Ankaragucu de Turquía  y de ahí retorna en el 2005 al Coton Sport de Camerún como último dato certero y no hay más nada de su paradero actual, como pasa con Akongo. Vale aclarar que por ahí leí que jugó en Israel y Bélgica en el medio, pero los datos de su carrera post Liverpool hasta su regreso final a Camerún son confusos, así que no lo descarto. 


De todos modos, había visto en algunos foros cameruneses de antes , donde hablaban de que la carrera de Tchango no tuvo la proyección esperada por una "temprana y no muy inteligente emigración". Una historia muy uruguaya en la que le deben estar echando la culpa a algún "Paco" Casal de aquellos lares.


De yapa, le pasamos más información, imágenes, videos y estadísticas de su paso por México aqui.

Fuentes Consultadas: Album Panini Francia 1998, Glorias Pasadas La República, Historias Coperas

Pasaporte al Uruguay: Richardson Smith



Delantero hondureño que pasó sin pena ni gloria por Peñarol en 1991 , en una época que impulsados por el exitoso paso por Julio Dely Valdés por Nacional, llegó una catarata de jugadores centroamericanos a ver si salía un negocio fenomenal como el del panameño.

Smith llegó entonces en 1991 a los carboneros con 28 años, sugerido por el “Flaco” Menotti, que sin embargo lo dirigió poco, porque recordemos que en la 4a fecha el entrenador fue cesado y que Ricardo Ortiz dirigió el resto del campeonato, en donde Smith jugó algunos partidos de la primer rueda.


De su paso por Peñarol, Richardson recuerda Todo surge porque el destino así lo quiso. Menotti estaba comentando fútbol en una televisora mexicana, me vio jugando e hizo buenos comentarios de mis intervenciones, resulta que cuatro meses después le tocó dirigir al Peñarol y dio el visto bueno para que ese equipo me contratara”. Acá pueden ver la nota completa.


Richardson Smith fue seleccionado por su país y jugó 19 partidos internacionales de los que la FIFA llama clase A entre selecciones, entre los cuales están las Eliminatorias para los mundiales 1986, 1990, 1994 y 1998. En su palmarés cuenta la Copa de Oro de la Concacaf de 1995 que ganó Honduras.




Después se dedicó a la dirección técnica y lo hizo en el Deportes Savio y Valencia de Honduras, como asistente técnico de la selección de su país y también entrenando niños en USA. 




Richardson Smith es un caso que seguramente aquel que tiene más de 30 años es altamente probable lo recuerde, pero quien tiene menos años no debe tener idea de quién es, ya que no es de esos jugadores como Akongo, que están en esas charlas de “te acordes de…”

Fuentes consultadas:   http://eloncehn.com, WikipediaForo Correcaminos, Diez.

Pasaporte al Uruguay: Jorge Serna




Uno más de los tantos 9 extranjeros que pasaron en Peñarol,el colombiano Jorge "Camello" Serna. Según Yanuzzi era el pase que iba a sacudir el mercado, ya que vino en el 2004 a alternar con Bueno. Había sido figura en el DIM de su país y venía de no haber jugado en Como en el 2001.

Desde la desaparecida pagina italiana Bidoni, lo recuerdan como "Alcuni mesi a Como e una sola presenza in Perugia-Como per il presunto bomber Colombiano".


Pese a que el "Camello" arrancó bien, le hizo 3 goles a Fénix e hizo alguno más en la Sudamericana que dejo el video abajo, poco a poco se fue desdibujando y no pudo resistir el caos que fue Peñarol. Su cara de desgraciado, aumentaba la bronca de los hinchas, para este colombiano que se llevó en sus maletas, unas cuantas puteadas de Charlie Good en las valijas de recuerdo de nuestro país, luego del cual acumuló un montón de sellos en su pasaporte hasta el 2015 que fue cuando se retiró. 




Fuentes Consultadas: Observador, BidoniTransfermarkt, Ariel Serna

Pasaporte al Uruguay: Miguel Sanabria




Delantero grandote paraguayo, que pasó por Nacional en 1997, sin pena ni gloria como tantos. Nacido el 11 de Noviembre de 1964 en Luque, a la edad de 33 años, Nacional fue a buscar a este 9 paraguayo, vaya uno a saber con qué referencias y para que, si ademas ya habian 3 números 9, en un momento donde los tricolores buscaban evitar el Quinquenio. Sanabria es quien está entre Rodrigo Lemos y Álvaro Recoba, con quien podrá contarle a los suyos, que jugó un semestre.

Según los registros, jugó en 5 partidos por la Libertadores y 3 por el Apertura,  sin anotar (*). En ese puesto de 9, en general jugaron Ravera y Juan González, también alternaba Addipe como centro-delantero.  Para el Clausura 1997, Sanabria ya no jugó y no tenemos más datos de cómo siguió su carrera. 

Nota: (*)  En algunos sitios como acá le dan un gol en la Libertadores 1997, el segundo de Nacional contra el Colo Colo en la revancha. Sin embargo cuando fuimos a buscar el video para traerlo, en el mismo se nota que el gol fue de Barilko. 


Extra del Libro  Historia de Nacional – Andrés Reyes
Sanabria, Miguel (“Paraguayo”) : Exquisito delantero guaraní, poseedor de una capacidad innata para tirar paredes con asombrosa exactitud. Defendió a Nacional en la primera mitad de 1997. Se retiró sin haber anotado ni un solo gol y no sin antes declarar públicamente que Miguel Ángel Puppo no estaba capacitado para dirigir a un equipo tan importante como Nacional.

Pasaporte al Uruguay: Catastrofa!



Ljubomir Petrović fue traído por Cataldi a Peñarol en 1992, para salvar un equipo que venía fracasando  año tras año luego del título ganado como Campeón de la Libertadores 1987,  Peñarol no habia ganado mas que una Liguilla en 1988 y clasificado a la Libertadores 1989 en donde luego de una mediocre participación, no había siquiera vuelto a clasificar, pese a haber traído numerosos jugadores de nivel y técnico de renombre como Roberto Fleitas (3 años antes Campeon de America con la selección y 2 años antes Campeon Intercontinental con Nacional ) y César Menotti (Campeón del Mundo con Argentina en 1978), que se fueron sin pena ni gloria por Peñarol.

Así llegó a Ljubomir Petrović, con el palmarés de ser reciente Campeón Intercontinental 1991, vino a Peñarol. Es como que hoy viniese Klopp. 

El comienzo fue auspicioso en materia de resultados, Peñarol le ganó 1-0 a River Argentino en una Copa de Verano. El Campeonato Uruguayo lo empezó con 3 triunfos consecutivos (en cada partido esta el link del compacto del mismo), con grandes concurrencias cuando jugó en el Centenario.


Pese a los buenos resultados Petrovic empezó a incubar su salida entre la nostalgia, los problemas de control del plantel y lo bizarro del fútbol uruguayo, cuando visitó al Paladino en la primera fecha.


Peñarol 2 - Progreso 1 en el Paladino, 
la tarde donde dijo el recordado "Catastrofa"

El terreno desolado en el que se encuentra, con aspecto de haber sido arrasado por los bombardeos que llueven sobre Belgrado, es la cancha embarrada del Paladino, donde su equipo, Peñarol, debe jugar con el local Progreso. Los refugiados que le causaron consternación no son otra cosa que los cansados suplentes de ambos equipos, intentando guarecerse de la lluvia bajo unas tablas maltrechas con la leyenda "Panchos y refrescos". Está en Uruguay, corre el año 1992 y acaban de trasladarlo a un lugar aparentemente barrido por seis bombarderos B52 y tres estampidas de ganado. Allí, las autoridades del fútbol uruguayo –un deporte que a Ljubomir le recuerda vagamente el que solía jugar en Europa- dispusieron la realización de un match por el torneo local. Petrovic mira consternado y exclama con su español maltrecho la mejor palabra de toda su estadía en nuestro país, y por la que será recordado incluso  años después: "¡Catástrofa!".

Los siguientes partidos, los resultados no fueron tan buenos. En 
cada partido pueden ver en el resumen del mismo su fastidio, hasta que se consolidó el retiro:


En definitiva, fueron 7 partidos oficiales, de los cuales gano 4, empato 1 y perdió 2, hizo 9 puntos (eran 2 por triunfo) y se encontraba a 2 de Nacional (con 1 partido menos jugado), pero la derrota con Rentistas, fue la gota que derramó el vaso de su situación personal y Petrovic se les tomó sin avisar.

Mañana prístina en Los Aromos. Todos los jugadores se presentan a entrenar pero notan que falta algo, que por alguna razón el entrenamiento no comienza normalmente. El kinesiólogo está, el alcanzapelotas también, el aguatero está en la vuelta. Alguien se ilumina de pronto: falta Ljubomir Petrovic, ausente del entrenamiento sin previo aviso.


Cuando los dirigentes de Peñarol intentan contactarlo, descubren que "Catástrofa" está tomando un whisky a diez mil metros de altura, rumbo a su Yugoslavia en vías de desintegración. Según los argumentos que dio para justificar su fuga apresurada, Petrovic extrañaba a su familia, no se adaptaba al ambiente y quería estar junto a los suyos en momentos tan difíciles como la guerra de los Balcanes. Días después, arrepentido del papelón internacional, llama por teléfono al presidente de Peñarol y se ofrece a regresar si la institución así lo desea. Cataldi, suponemos, lo invitó a conocer a la madre del mariscal Tito. Un dato curioso es que Petrovic hoy en día se vanagloria de su pasado en Peñarol: dentro de su currículum se encargó de aclarar que "llevó a Peñarol del noveno lugar al segundo", una estadística que no es completa.

Dorta en reportaje reciente en Tenfield recuerda de buenas forma es ese periodo:

Tengo el mejor recuerdo. Tenía una metodología de trabajo diferente. Tenía a su lado al Profe Alejandro Valenzuela. Fue una lástima la corta experiencia con él. Después lo encontramos en Grecia y nos explicó que se fue en forma abrupta por la guerra y sus familiares que estaban falleciendo. Era complicadísimo y debió marcharse. Me sorprendió cómo trabajaba. 

De su paso por Peñarol, siguió por Grecia y un monton de paises, que pueden ver aqui. Lo ultimo es que fue manager del CSK de Sofía hasta el año pasado.


Pasaporte al Uruguay: Jose Percudani



Goleador argentino, nacido el 22/03/1965, que vino a Peñarol en 1992, debido a que para la Liguilla jugada en Enero 1992, perteneciente a la Temporada 1991, los equipos podrán reforzarse en la misma cantidad de jugadores que le citaban jugadores al PreOlímpico Sub 23. Peñarol sumó a Trasante, Juan Carlos Paz, Alvaro Gutierrez, Hector Mendez y Percudani para esa Liguilla.

Percudani venía con el palmarés del gol a Liverpool en la Final Intercontinental 1984, de ser estrella de Independiente, fue rival en el histórico partido de Avellaneda por la Libertadores 1987 y además haber jugado por su selección en la Copa América 1987.



El debut de "Mandinga" en la Liguilla fue bueno, anotando un gol para que Peñarol le gane 4-0 a Central, por lo que Cataldi apuro la extensión del contrato que en principio era por la Liguilla, por 6 meses. Percudani siguió anotando en esa Liguilla, pero marró el penal en la definición con Nacional, por el segundo puesto de clasificacion a la Libertadores 1992.

De todos modos el contrato ya estaba extendido y Percudani jugó la primer rueda del Uruguayo 1992, cuando vino Petrovic, con nulo éxito, por lo que no se renovó el vinculo.


Wanderers 2- Peñarol 0. 
Fue el comienzo del fin de la era Petrovic.

Post Peñarol, siguió en Estudiantes de la Plata, Almirante Brown y Talleres de Remedios y Escalada, hasta 1995 donde se retiró del fútbol. Posteriormente se dedicó a la dirección técnica, hace un tiempo estaba dirigiendo juveniles en Independiente. 





Pasaporte al Uruguay: Ignacio Paniagua



Lateral derecho paraguayo nacido el 20 de Setiembre de 1979, que vino a Nacional en el 2006 procedente de Tacuary, a mostrarse y buscar una chance de que "Maño" Ruiz lo llevase al Mundial de Alemania, cosa que no pasó.

Paniagua tenía arranques fulminantes por el lateral derecho pero los centros iban a cualquier lado según las críticas del Toto en aquella época.


Pasó 6 meses por acá, fue Campeón Uruguayo y se fue, quedando en el olvido de nuestra afición, pero no para Paniagua, porque podrá contarle a sus familiares y amigos, que jugó con Luis Suárez. Paniagua es el primero de los que está de pie. 

Su carrera post Nacional, siguió en Tacuary, en donde recuerdo enfrentó en la Sudamericana 2007 a Defensor y Danubio y siguió por Luqueño para terminar en Tacuary en donde se retiró en el 2011. 



Fuentes Consultadas: Getty Images, Transfermarkt, AstiSport

Pasaporte al Uruguay: Roy Myers




Otro costarricense que vino con el furor que había logrado Dely Valdés en Nacional. En este caso, si funciono con un panameño que era desconocido, los dirigentes uruguayos apuntaron a centro-americanos de primer nivel. Así es que vino Myers a Peñarol en 1992. Surgido en el Limonense, vino con la chapa de haber jugado en el Mundial 1990, lo hizo en unos minutos contra Brasil. Aquí pueden ver una bicicleta que le hizo a Jorginho 


El paso de Myers, fue bueno al principio y fue protagonista del buen comienzo de la era Petrovic, jugando como 10, como contra Liverpool, pero lentamente fue teniendo la irregularidad de ese Peñarol, teniendo la desgracia de ser fracturado por Enrique Peña en el clásico de la Supercopa 1992. 

Para 1993, ya no estaba en Peñarol y siguió su carrera en el Saprissa, Tolima, Pachuca y en la MLS, Cartaginés, hasta el 2004 en el que se retiró. 




Roy fue internacional no solo en ese Mundial Italia 90, jugó 45 partidos por la selección tica, destacándose haber jugado la Copa América 1997. También volvió al Centenario, 7 años después de haber jugado en Peñarol, por la selección de su país, jugando en el debut de la era Passarella contra Uruguay, en partido que hicimos la reseña.

Después de colgar los botines, se dedicó a la dirección técnica, en Saprissa donde fue Campeón  en el 2010 y en Juveniles de la selección de Costa Rica.




Fuentes Consultadas: Crhoy, Medio Tiempo, J.Tamminen, LastSticker (Upper Dick), CeroACeroLa Republica

Pasaporte al Uruguay: El Japones Yoshika Matsubara



Buscando jugadores historicos de Peñarol, me encontré con un japonés de nombre Yoshika Matsubara,  nacido el 19/08/1974 y me llamó la atención y me puse a investigar. Resulta que llego a Uruguay en 1992 y jugó en la reserva de Peñarol, luego en el 2001 en Progreso y 2002 en Defensor. La verdad que no lo recuerdo y he consultado a amigos memoriosos y tampoco. Si alguno tiene alguna anécdota para contar, se agradece para re-postear. 

También representó a las Selecciones Sub 17 y Sub 20 de su país e integró el plantel de los Juegos Olímpicos en Atlanta 1996.

Según En Una Baldosa antes de pasar por Progreso, aterrizó en Argentina y  fue hasta Mar del Plata para presentarse en la pre-temporada de Argentinos Juniors.

“El preparador físico de mi equipo me dijo que tenía que descansar. Pero soy un profesional y quiero aprender cosas del fútbol argentino, que es muy interesante. Por eso estoy acá”, dijo Matsu (así lo apodaron en el Bicho) cuando llegó. “El representante le pidió permiso al Checho para que Matsubara se entrenara con el plantel. Sólo se sumará a nosotros para entrenarse”, aclaró Norberto Batista, hermano del campeón del mundo.

“Hasta marzo no empieza el campeonato japonés. Por eso, quise venir a la Argentina. Aquí se juega al fútbol de verdad. Son muy buenos técnicamente y tengo mucho que aprender". Sobre la comida tuvo sus preferencias: “Aunque la carne me cae pesada, el asado es muy rico. Y los chorizos son bárbaros, en Japón no hay”.

Sin embargo, la suerte no lo acompañó y en la segunda práctica sufrió un pellizco en los meniscos de la rodilla derecha al intentar patear una pelota durante el entrenamiento en Parque Camet según EUB.

Terminada su estadía en el equipo de La Paternal,  se vino a La Teja, a Progreso en el 2001, luego a Defensor en el 2002 y siguió su carrera futbolística en Japón hasta el 2005, según la traducción de su propio currículum en su web y según Transfermarket.


Después de dejar el fútbol, este simpático jugador japonés, se dedicó a ser DT, a la academia de fútbol, al periodismo. Ha recorrido distintos lugares del mundo, según su Instagram y su Twitter

En sus fotos se ve una en la mano de Punta del Este cuando vino como jugador. Se ve que se encariño con Uruguay porque vino varias veces y tiene una cantidad de fotos con jugadores uruguayos como Cavani, Muslera, Godín, Paolo Montero, el Maestro Tabárez, etc y también con jugadores de otros países. 



Fuentes Consultadas:  En Una Baldosa, Getty Imagenes ; Ovacion;  Pagina personal Twitter  e Instagram de Matsubara.

Pasaporte al Uruguay: Edu Marangon



Volante brasilero, clásico número 10 , que vino a Nacional en 1995, en una época donde nada le funcionaba a tricolor. Edu vino acá con 32 años, para  patear los corners y los tiros libres,  muchas ganas de correr no tenía. 

La verdad que del medio para arriba Nacional tenia bien equipo, Parodi, Edu, O' Neill, Osvaldo Canobbio y Juan Gonzalez, pero las cosas no le salían, pese a que el clásico de ese torneo, lo ganó por 2 a 1, donde Edu metió la asistencia a Méndez, que la peleo y la dejo para el Juanchi Gonzalez, tal como lo narra Andrés Reyes en su libro "Historia de Nacional" y se puede ver en el video. 


Tomó la pelota “Edú” Marangón para colocar a Canobbio. Canobbio para “Edú” Marangón. “Edú” Marangón para Méndez, va a llevar la pelota Méndez, Nacional 1, Peñarol 0. Méndez le dio para “Edú” Marangón, “Edú” Marangón para Méndez, Méndez corrió, llegó, entró, le dio a Juan González, está, llegó otra vez, lo tiene, tiró bajo… ¡gol! ¡Goool! ¡Goool! Golazo de Nacional..

Después, Nacional perdió con Liverpool y empató con la IASA, por lo que el título del Apertura se fue para Peñarol y Edu ya no quedó para el Clausura, donde Nacional decidió promover a juveniles y le fue mejor, al punto de ganarlo. 


Según las estadísticas, su trayectoria es de 252 partidos, con 42 goles, pero hay datos que faltan, como los de su paso por Nacional, por ejemplo. De todos modos, los números son mas o menos son esos. Tiene una dilatada y buena trayectoria este pecho frío, por Brasil, donde jugo por Flamengo, Palmeiras y Santos entre otros, por Portugal y por Italia donde lo hizo en el Torino, hasta llegó a jugar 9 partidos por la verdeamarelha, 2 de ellos en la Copa América 1987, que ganó Uruguay,  así que era bueno, pero acá se hizo el oso aunque ya venía de Japón, donde van los cracks sudamericanos que no quieren complicarse mucho la cabeza. 

Después de colgar los botines, Marangon se dedicó a la dirección técnica. Acá pueden ver mas cosas en la actualidad, al costado de la línea de cal, donde lo hizo en el Inter de Limeira 2003, Paraná Clube 2005,  2007 Juventus, 2008 Rio Claro, 2009 Juventus, pero no  se asusten, no el de Turín, sino de Santa Catarina.


Fuentes: Escribe con el Corazón , Footballdatabase, LivefutbolAlbum EuroFlash 1989



Extra del Libro  Historia de Nacional – Andrés Reyes
Marangón, Edú : A principios de 1995 el entonces presidente albo don Ceferino Rodríguez decidió impactar al tradicionalmente anodino fútbol uruguayo contratando al volante brasileño Edú Marangón, uno de los pocos futbolistas de la historia que consiguieron consolidar su carrera sin abandonar el círculo central de los terrenos que les tocó pisar. Entre sus pergaminos, figuraba el haber sido el “10” titular de la selección brasileña que disputó la Copa América de 1987 en Argentina. Acaso por ello, el scratch cumplió una pobrísima performance y cayó eliminado en primera fase tras caer 4 a 0 ante Chile.

Biblioteca Digital FSP