Fuera de Stock: Campeonato Argentino sin Empates.


En 1988 la AFA decidió innovar con los puntajes, un poco antes que la FIFA estableciese los 3 puntos por victoria, la AFA lo tomo como experimento, con la novedad de que los partidos empatados, se definían por penales y ese equipo obtenía un punto mas.


Los puntajes eran así: 3 puntos a ganador en los 90 minutos y 0 al perdedor. En caso de empate se iba a penales, el que ganase se llevaba 2 puntos y el perdedor por penales, se llevaba 1 punto. 


La idea era reducir las especulaciones para el empate, pero el experimento no dio resultados, por la razón de que para la tabla del descenso, el puntaje era el mismo de siempre de ese entonces, 2 puntos a ganador, 1 a empate y 0 a perdedor, los penales no sumaban para nada.


Los planteamientos no variaron mucho en si, que lo habitual. Las definiciones por penales importaban para los equipos que peleaban por el titulo o por entrar a la Liguilla, pero a la mayoría no le hacia la diferencia, por lo que se daba el caso de que muchas de esas definiciones no tuvieran expectativas. 


Tampoco tuvo mayor influencia en las posiciones. En el cuadro de arriba esta la tabla de posiciones con el reglamento de esa temporada y en la de abajo, una con el puntaje habitual de ese entonces, de 2 puntos por partido ganado y donde sumamos como 1 punto para cada uno todos los empates que se definieron por penales como es habitual y 0 para el ganador. Vemos que Independiente hubiese sido campeón igual y que ademas, los clasificados a la Liguilla hubiesen sido los mismos, porque Argentinos y San Lorenzo, superaron en diferencia de goles a Estudiantes y Racing, que jugaron junto a los de celeste, una re-clasificacion a la Liguilla . 





Si hacemos números, de los 380 partidos del torneo 1988/89, 248 tuvieron un ganador y 132 terminaron empatados y se definieron por penales.  Si comparamos con el torneo anterior, 1987/88, de los 380 partidos, 230 habían tenido ganador y 150 hubo empate, o sea que se redujo en 18 los empates, que era el objetivo, aun cuando tal vez para quienes lo implantaron, el objetivo era reducirlo mas, por lo que el experimento que era una bueno, no volvió a repetirse, tal vez, porque a los efectos de los nefastos promedios que nunca se suprimen, el sistema era el mismo y hacia que muchos equipo no abandonen la especulación. Para el siguiente torneo, donde se volvió al puntaje de antes, de los 380 partidos, en 240 hubo ganador y en 140 hubo empate, cifra parecida a 1987/88 por lo que en si con este experimento, el numero de empates se redujo en un 8%.  Para 1990/91 la AFA cambio el sistema de torneos a dos ruedas para pasar al de Apertura y Clausura hasta el día de hoy.


jugados ganador empate % empates
1987/88 380 230 150 65,22
1988/89 380 248 132 53,23
1989/1990 380 240 140 58,33

Aqui les dejo el detalle de los partidos de los penales de 1988/89, donde hubo anécdotas y cosas que quedaron para el recuerdo, como que Boca vs River, tuvieron que desempatar por penales, Independiente le gano por penales a Racing muy cerca del titulo  o el caso mas anecdotico de ese campeonato, el partido Argentinos Juniors vs Racing, tuvo 44 penales para definirse.


En 1988 la AFA dispuso que los partidos igualados se desempataran por penales. Argentinos y Racing entraron en la historia: patearon durante 45 minutos. Ganaron los de La Paternal por 20 a 19, escribe El Gráfico.

Fue em­pa­te, en ese tor­neo se de­sem­pa­ta­ba por pe­na­les. Así que cuan­do el ár­bi­tro Car­los Es­pó­si­to pi­tó se ar­ma­ron las lis­tas de cin­co pa­tea­do­res por equi­po y co­men­zó el show de los fu­si­la­mien­tos.
Wal­ter Fer­nán­dez, tra­ve­sa­ño. Derty­cia, afue­ra. Los dos em­pe­za­ron con el pie iz­quier­do, que no es lo mis­mo que de­cir “con la zur­da”.
Pe­ro des­pués pa­só lo in­creí­ble. Pa­tea­ron los otros nue­ve ju­ga­do­res de ca­da equi­po, in­clui­dos los ar­que­ros, y to­dos em­bo­ca­ron. Hu­bo se­gun­da vuel­ta. Cuan­do iban 15 a 15, Go­yén le ata­jó el ti­ro a Chu­pe­te Vás­quez. “Me­nos mal”, ha­brá pen­sa­do el juez de lí­nea Abel Gnec­co, quien ya em­pe­za­ba a sen­tir el fres­qui­to. Só­lo fal­ta­ba que Ere­ros em­bo­que, pe­ro Ba­le­rio al­can­zó a to­car­la con el pie y de­jó to­do co­mo al co­mien­zo. Y los mu­cha­chos si­guie­ron em­bo­can­do uno tras otro. La no­che se ve­nía y em­pe­zó la ter­ce­ra vuel­ta. Ar­gen­ti­nos y Ra­cing em­pa­ta­ban 19 a 19, le lle­gó el tur­no al Pan­za Vi­de­la, pe­ro Go­yén di­jo bas­ta y lo ata­jó. Aden­tro de un cu­bi­to, Gnec­co im­plo­ra­ba que Gas­pa­ri no fa­lla­ra. Su pré­di­ca tu­vo efec­to, na­da pu­do ha­cer Ba­le­rio y Ar­gen­ti­nos ga­nó, por 20 pe­na­les a 19, el pun­ti­to del de­sem­pa­te.

Fue un par­ti­do de tres tiem­pos: los 45 del pri­mer tiem­po, los otros 45 del segundo y los 45 y chi­ro­las que de­man­da­ron los 44 pe­na­les que se eje­cu­ta­ron. Con la úl­ti­ma luz que que­da­ba, Ar­gen­ti­nos fes­te­jó y la hin­cha­da de Ra­cing aplau­dió a sus gue­rre­ros. Los téc­ni­cos, Vei­ga y Ba­si­le, se sa­lu­da­ron; Gnec­co co­rrió al ves­tua­rio tiritando y el mun­do si­guió gi­ran­do. Co­mo una pe­lo­ta.

Fuentes Consultadas:

.