.

En el Pais mas Capitalista, el Fútbol es Socialista.



El Sistema de ligas de EEUU es el sistema de competiciones entre clubes de fútbol. Se trata de ligas cerradas, donde no hay ascensos ni descensos y, por lo tanto, no tienen relación directa entre ellas. No existe una Primera División o Segunda División.. 

Por lo tanto, la consideración de cada liga como liga principal o secundaria viene dada por la importancia de su seguimiento a nivel de público o movimiento economico, siendo la mas trascendente hoy en día la Major League Soccer (MLS) 

La MLS tuvo su primer temporada en 1996, actualmente tiene 26 equipos y asistencia media de más de 20mil pers. por partido > 3era asistencia media más alta de cualquier liga de EEUU después de la NFL y la MLB, y es la 7ma liga de fútbol con la asistencia media más alta del mundo.

El tope salarial 💵
A diferencia del resto de las ligas mundiales, los contratos y transferencias de jugadores no los manejan los clubes sino lo hace la liga. Así que todos los clubes de la liga se le da un salario equivalente a repartir entre los contratos de varios jugadores..

A esto se le llama "tope salarial" y el promedio de dicho tope era $ 2,55 millones de dólares en 2010. Desde el 2007, existe una regla de excepción llamada Ley del Jugador Franquicia, también conocida como la Ley Beckham.  

Esta regla permite a cada club tener hasta tres "jugadores-franquicia" en su nómina para liberar a una cantidad por 335.000 dólares por jugador elegible en su nómina total. Este modo d operación significa que los jugadores promedio son menos remunerados que en las ligas de Europa 

De esta forma, podemos hablar (a grandes rasgos) de un modelo “socialista” de su estructura, en el que los clubes no son clubes, sino franquicias, y no son libres de manejar sus finanzas, de hecho están “intervenidos” por la liga (=estado) en pos de una distribución equitativa. 

El coeficiente de Gini se utiliza para medir el impacto de la desigualdad. Los economistas suelen agrupar a la población de un país de acuerdo a la distribución del ingreso. La medida va de 0 a 1: entre más igualitario es un país el índice tiende a 0 

y entre más grandes son las diferencias entre ricos y pobres se acerca más a 1. Si cada equipo de fútbol tiene una plantilla más humilde o acomodada es posible obtener pistas de cuán desiguales son las ligas de balompié en América.

Con esto en mente se recopilaron datos de Transfermarkt, una web especializada en el mercado mundial de fichajes, para 200 equipos de 11 países del continente: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, México, Perú, Venezuela y Uruguay.  

Argentina, Brasil y Colombia tienen las competiciones más desiguales, con indicadores de disparidad similares a los que se ven en las economías de Montenegro (0,35), Ucrania (0,24) y Noruega (0,23), de acuerdo con los últimos cálculos del Banco Mundial. 

En el otro extremo, la Major League Soccer (MLS) de Estados Unidos (0,12), el Torneo Descentralizado de Perú (0,14) y la Liga MX de México (0,15) son las ligas más justas en el terreno económico.  

Los valores de estas tres competencias son tan bajos que no existen países que se puedan equiparar, serían sociedades más igualitarias que las de Europa Occidental y, en particular, que las de los Estados escandinavos, que cuentan con las comunidades más equitativas del mundo.  

Justamente, una explicación de estos resultados en MLS es que suelen aplicar muchas medidas redistributivas para fomentar la competencia entre los equipos como los drafts de nuevos talentos, los topes salariales y el reparto compartido de los derechos televisivos entre los clubes

La llamada “Ley Beckham”, acuñada de manera informal tras la llegada del exgaláctico David Beckham al Galaxy de Los Ángeles, permite a los equipos estadounidenses fichar a estrellas internacionales o locales que ganen por encima del límite presupuestal. 

Pero no pueden ser más de tres futbolistas y deben pagar penalizaciones de entre 150.000 y 200.000 dólares por tener un tercer jugador que perciba esa cantidad de dinero. 

Y restando participación efectiva en los resultados a los miembros propietarios de ese club.Pero que presenta una paridad de poder en lo previo, entre los participantes.

Conclusión:
La MLS es una liga cerrada sin movilidad (no ascensos ni descensos).
Con clubes intervenidos económicamente.
Un sistema de redistribución que, para mi, atenta contra el espíritu de competencia no premiando el buen desempeño o gestión de un equipo.

Invitamos a seguir mas hilos sobre deporte y política: Bertucci Hilos
.