.
.

Un dia como el de hoy .... pero del 2006, asumia Tabarez



Desde ayer, las selecciones nacionales ya tienen conductor. Y se acabó el recreo. El maestro Oscar Washington Tabárez asumió el cargo de conductor de todo el esquema organizativo y conductivo de la selección mayor pero, además, de las juveniles (Sub 15, Sub 17, Sub 20 y Sub 23). El proceso, que arranca desde hoy mismo, integra también a los ayudantes de Tabárez: Mario Rebollo, Celso Otero, Roland Marcenaro y el profesor José Herrera.

El Consejo Ejecutivo de la AUF impuso oficialmente en la víspera a Tabárez en su nuevo cargo. El estratega expresó los detalles del proyecto de trabajo y el alcance que el mismo presentará. Toda una gama de pensamientos, de propuestas, de sueños y de ilusiones. En ancas de todo ello, el fútbol uruguayo va prendido. Por eso, con el inicio de esta nueva etapa, bien vale que el maestro comience las clases materia por materia. Y, por tanto, se acabó el recreo.

DIAGNÓSTICO

Tabárez comenzó aludiendo al génesis de la idea de llegar nuevamente a la selección. Al finalizar el Mundial del 90, terminaba así la primera etapa al frente de la selección nacional luego de 693 días como técnico y jugando un partido con la selección a un promedio de 16 días y medio. Ahora, comienza la segunda era con la celeste. Las celestes. "Al estar alejado un tiempo de la selección, hoy valoro aquello y le doy mucha importancia a que se me haya dado una segunda oportunidad. Voy a tratar de aprovecharla al máximo y transformarla en buenos rendimientos para las selecciones nacionales. Estoy sorprendido, tanto como cuando Osvaldo Giménez se conectó conmigo y me dijo que tenía un encargo del presidente, que quería hablarme, porque pensaba que, para el proyecto que está planificando, era la persona indicada. Yo le dije que, al ser un proyecto a largo plazo, ya tendríamos una primera coincidencia", dijo al iniciar la exposición.

Remarcó cuáles eran las condiciones que habían cambiado y que lo hicieron aceptar el ofrecimiento. "Tuvimos una reunión y el presidente me dijo cuáles eran sus ideas. Basadas a largo plazo y en trabajar mucho con juveniles, dándole atención preferencial al interior del país. Todas cosas que, en todos estos años que uno ha estado un poco alejado de los lugares comunes del fútbol, han sido motivo de reflexión y convicción. Pero no me imaginaba que pudieran darse las condiciones que yo creía que debería haber para considerar una propuesta".

PLANIFICACIÓN

Respecto al momento deportivo que vive nuestro país, luego de la eliminación del venidero Mundial, el maestro trazó su diagnóstico. "No estamos en el mejor momento; no hemos tenido últimamente buenos resultados internacionales, y nuestro medio ha perdido cierta significación porque vienen jugadores de medios sin mucha tradición histórica a ocupar lugares que no son ocupados por futbolistas juveniles".

La selección mayor fue el epicentro. Si bien los juveniles y el proceso de selección y formación de los mismos son vitales, indicó que "los jugadores deben saber qué es la selección. Un lugar al que van como privilegiados a recibir cosas y que merece que se devuelvan en aplicación, ganas y en orgullo de estar allí".

Indudablemente, la formación y la ayuda desde todo ángulo que los planteles de formativas requiere necesita un proyecto acorde, por tanto, Tabárez indicó que "este proceso debe iniciarse antes de la edad en que los jóvenes llegan a las divisiones inferiores. Creo que se necesitan ideas comunes y hasta una política estatal".

"No me pidan milagros ni imposibles, y hay aspectos del fútbol uruguayo que escapan a la órbita técnica. Tengo un panorama realista del fútbol nuestro, pero no debemos condicionar el trabajo a realizar con los juveniles al hecho de que seamos una economía dependiente y que las transferencias de los futbolistas son la fuente de ingresos de los clubes. Aspiro a que la selección nacional tenga su espacio en el calendario local y que tenga su actividad más allá de las fechas Fifa".

TÁCTICA

"Lo primero que hay que definir es la manera en que se debe jugar", fue la frase que arranca el proyecto. Todas las selecciones trabajarán sobre el sistema táctico 4-3-3. "Creo que es un sistema que tiene su historia en nuestro país. Los equipos de Ondino Viera, las selecciones juveniles de Raúl Bentancor. Control de la presión colectiva sobre la pelota del profesor José Ricardo De León. Hay una tradición y una experiencia personal con el Danubio del 84, Wanderers del 85, Peñarol del 87, Boca de la primera experiencia. En Europa no lo intenté con demasiada convicción o no me dejaron, porque es difícil para cualquier entrenador llevar cosas de acá. Ellos tienen otra idiosincrasia y no lo aceptan. Para nuestro fútbol es importante. Frente a equipos que, a veces, son superiores y que nos dominan en ciertas partes del campo, es un sistema que permite jugar con menor potencial técnico y tener posibilidades. Hay que llevar a cabo los cuatro aspectos. Cómo ataca, cómo defiende y cómo hace la transición de defensa ataque y viceversa. Nos llevará un poco de tiempo. Cada entrenador tendrá su estilo y su personalidad, y en las reuniones periódicas cada uno de ellos tendrá la oportunidad de dar sus puntos de vista. También habrá contacto con los entrenadores de los equipos, porque ellos nos darán información sobre los jugadores. Sin misterios".

ESTRATEGIA

Queda poco tiempo para salir a la cancha. Se vienen compromisos internacionales. El futuro es mañana y la estrategia es competir. "En este momento, hay partidos a enfrentar en mayo. Obviamente, son partidos que se hacen por acuerdos contractuales que tiene la AUF con la empresa encargada de los partidos de la selección. Es inherente al fútbol-empresa y debemos adaptarnos a eso. El criterio para esos partidos es que si tengo la libertad para elegir los futbolistas y el tiempo suficiente, a mí me sirve dirigir a la selección en esos partidos, porque voy ganando tiempo. Sea con jugadores del medio o con los que están en Europa. Voy a dirigir la selección mayor pero, ahora, pedí la prerrogativa de que, si no se dan esas condiciones, hay que darle prioridad a otras cosas, porque no puedo dirigir un partido sin tener un conocimiento mínimo de los jugadores. Además, hay que dar sensación de empezar algo".

Ahora, el tiempo de las palabras dará paso al de la acción. Durante mucho tiempo, nuestro fútbol ha estado carente de proyectos y de planes a largo plazo. Con multiplicidad de opiniones, infinidad de metodologías y resultados más magros que efectivos. Es la era del maestro Tabárez. Sonó la campana, todos al "aula" de la selección. Un deseo: que el fútbol no nos vuelva a poner en penitencia.

EL PROGRAMA DEL MAESTRO

A) "Establecer y transmitir las mismas bases teóricas y metodológicas para todas las selecciones nacionales, desde la Sub 15 hasta la mayor. Hay un problema conceptual sobre la manera de jugar al fútbol en nuestro país. Son las selecciones nacionales el único ámbito donde debemos y podemos aspirar a lograr un fútbol diferente al local".

B)
"Competencias o competiciones. Aparte de las organizadas por Fifa o por la Confederación Sudamericana de Fútbol, una organización de selecciones nacionales debe salir a buscar competición internacional. Se le debe proporcionar al futbolista para acrecentar su experiencia. Es una estrategia que debemos desarrollar".

C)
"Un capítulo importante en este aspecto son los futbolistas del interior del país. Estamos en una situación en la que no podemos desaprovechar ni un posible buen jugador. Y, en el interior, hay estadísticas de que hay buenos futbolistas. Esta realidad no la podemos ignorar. También tenemos que compatibilizarlo con otros aspectos, por la formación integral del futbolista. En función de las mejoras técnicas, no atacar otros aspectos de la formación personal, como el desarraigo, entorpecer sus estudios y su acceso al universo cultural. Creo que hay que ir al interior, pero no a hacer práctica de aspirantes. El objetivo es que, en esos lugares, tengan sus entrenadores y proporcionen las metodologías y los torneos que hagan posible que esos futbolistas compitan y se formen, facilitando el "reclutamiento" para las selecciones nacionales, de manera justa y mucho más fácil".

Y SI PERDEMOS... ¿EL PROYECTO?

Los resultados deportivos no habrán de condicionar el trabajo de fondo. Así lo esperamos. "No pido garantías más allá de lo que hemos conversado con las autoridades. Pero estoy seguro de que, si vienen los resultados negativos, dentro de un proceso de este tipo, esta situación va a estar mejor prevista y mucho más llevadera que si no lo hubiera, como ha ocurrido antes. Además, pido que todo el entorno, del que forman parte también los periodistas, tire para el mismo lado. No es de recibo decir qué garantías hay y, de pronto, ver que en algún programa nos tiramos piedras de un lado para el otro. Sólo aspiro a un compás de espera, no pido piedad. Que la gente crea en todo esto". 

FUENTE: ULTIMAS NOTICIAS