.

Las vuvuzelas derrotaron a Serbia 1 a 0


http://mexico.cnn.com/

Serbios acusan a vuvuzelas, balón y penal de su derrota


Los jugadores de Serbia no oyeron a sus hinchas en las tribunas por el ruido incesante de las vuvuzelas, tuvieron problemas para controlar la pelota de la Copa del Mundo y perdieron su concentración para cometer un "estúpido" penal que los llevó a perder 1-0 con Ghana.

Este fue el veredicto de los jugadores al enfrentarse a los periodistas en una rueda de prensa donde debieron responder preguntas sobre por qué fracasaron en su debut en Mundial.

Su entrenador, Radomir Antic, tuvo una teoría distinta, señalando que la expulsión de Aleksandar Lukovic por una segunda tarjeta amarilla en el minuto 74 había golpeado a su equipo, cambiando la dinámica de juego.

Nueve minutos después de la expulsión, Zdravko Kuzmanovic saltó con los brazos estirados para cabecear un centro al área, golpeando la pelota con la mano para conceder a Ghana la falta penal que los puso encima en el marcador y desató exaltadas celebraciones en las ya ruidosas tribunas africanas.

"Creo que no es fácil controlar la pelota en el aire", dijo el defensor Nemanja Vidic a los periodistas al consultársele si la pelota había contribuído en la jugada del penal debido a que parecía que Kuzmanovic hubiera pensado que esta pasaría por sobre él.

Muchos jugadores han criticado al balón, calificándolo como una "pelota de playa" o "inadecuado" y como un comprado en un supermercado, entre otras quejas.

"Es muy rápida, más en el aire que en los pies. Creo que si la pelota toca el piso se tiene buen control. Pero todos los equipos han tenido problemas con la pelota, por lo que no es una excusa", añadió Vidic, según Reuters.

Además de la pelota, los jugadores también han tenido problemas para adaptarse a las ruidosas vuvuzelas, tradicionales trompetas africanas, que no paran de sonar durante todo el encuentro, creando un sonido ensordecedor distinto al de los estadios de otros continentes.

"Debido a las vuvuzelas no pudimos escuchar a los fanáticos serbios", dijo a la prensa el delantero Marko Pantelic.

"Nuestra hinchada alentaba, pero el único ruido audible era el las vuvuzelas", indicó.

El defensor Bransilav Ivanovic dijo que su equipo perdió la concentración y cometió el penal, que Danko Lazovic calificó como "estúpido" y Serbia fue conmocionada por la expulsión de Lukovic.

"La expulsión de Lukovic fue muy dura y cambió el partido a favor de ellos", dijo Antic.

Fuente: http://internacional.eluniversal.com/