Juveniles de Peñarol abandonarian el CAR



http://photos-d.ak.fbcdn.net/photos-ak-snc1/v377/111/66/1108896982/n1108896982_30206821_910.jpg

El proyecto del Centro de Alto Rendimiento de Peñarol avaluado en 2 millones de dólares no contempló a sus futbolistas juveniles que pasaron muchas penurias y no cobraron viáticos en los últimos 4 meses.


El proyecto madre del cual hablaron hasta el cansancio los directivos de Peñarol no lograron el sustento necesario en la práctica y la crisis en divisiones juveniles es más importante de lo que ha sido publicitado en los medios de comunicación.

LA REPUBLICA accedió a una información de primera mano de un funcionario que pintó de cuerpo entero cuál es la realidad interna de los juveniles de Peñarol.

Concretamente, el informante que pidió reserva de todo lo que sucedió en los últimos meses en Peñarol expresó a LA REPUBLICA: "Las intenciones y el discurso de los directivos pueden ser las mejores, pero la interna es otra y la crisis es muy profunda. Los jugadores del interior que llegan a Peñarol no son los mejores, en el 90% de los casos vienen los que fueron descartados por Nacional, Defensor y Danubio porque saben todas las carencias que hay acá".

Más adelante especificó: "A los juveniles les deben 4 meses de sus viáticos, es decir el dinero que tienen para manejarse y si se quedaron hasta fin de año fue porque sus familiares y amigos les dieron una mano con giros y otras contribuciones.

Además del dinero, lo más caótico fue el tema alimentación, en los últimos días sólo desayunaban una taza de leche y el almuerzo y la cena consistía en arroz con atún y fideos con queso".

De acuerdo a lo que nos explicaba este funcionario aurinegro: "Es tan grande la crisis que el supermercado que abastecía a Peñarol cortó el crédito luego de que no pudo cobrar una deuda de dos meses y por eso no hubo materia prima para la cocinera. A esa señora hay que hacerle un monumento, se las ingenió para que los chiquilines tuvieran alimento pero sólo era arroz y fideos".

También los funcionarios vivieron dificultades y llegaron la semana pasada a tomar medidas de fuerza: "Hicimos un paro y el viernes depositaron el dinero en el cajero porque de lo contrario el club no podía seguir funcionando, quedamos al día en los sueldos pero nos falta ahora cobrar el aguinaldo".

Respecto al tema de juveniles, el informante expresó: "Se pensaban hacer evaluaciones físicas y técnicas, pero se cortó todo el proceso y los chiquilines se fueron de vacaciones con el estómago y el bolsillo vacíos, por lo que pude escuchar, varios van a pedir el pase y no retornan a Peñarol. Es muy difícil que puedan incorporarse jugadores del Interior a Peñarol, los padres no tienen las garantías de que se cumplan con los viáticos y la alimentación básica para un deportista que tiene exigencias físicas muy importantes".


No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.